Ativan (Genérico)

Ativan (Genérico)

El lorazepam es un medicamento utilizado para tratar la ansiedad. Se encuentra en la familia de la benzodiazepina, la misma familia que incluye el diazepam (Valium), alprazolam (Xanax), clonazepam (Klonopin), flurazepam (Dalmane) y otros. Se cree que la excesiva actividad de los nervios del cerebro pueden provocar ansiedad y otros trastornos psicológicos. El ácido gama-aminobutírico (GABA) es un neurotransmisor, un elemento químico que utilizan los nervios del cerebro para enviarse mensajes entre sí. El GABA reduce la actividad de los nervios del cerebro. El lorazepam y otras benzodiazepinas pueden actuar mejorando los efectos del GABA en el cerebro. Debido a que el lorazepam desaparece de la sangre más rápidamente que muchas otras benzodiazepinas, hay menos probabilidades de que las concentraciones de lorazepam en la sangre alcancen niveles altos y sea tóxico. Lorazepam también tiene menores interacciones con otros medicamentos que la mayoría de las otras benzodiazepinas. La FDA aprobó el lorazepam en marzo de 1999.

Ativan 2mg (Genérico)

  Cantidad Nuestro precio Precio por pastilla Ahorra  
30 pastillas Agotado
60 pastillas Agotado
90 pastillas Más vendido Agotado
180 pastillas Agotado
360 pastillas Agotado
Nuestro precio Ahorra:
La dosis de lorazepam está calculada a medida para las necesidades de cada paciente. La dosis normal para tratar la ansiedad es de 2-3 mg/día divididos en dos o tres dosis. El insomnio se trata con 2-4 mg a la hora de dormir.
Los efectos secundarios más comunes asociados con el lorazepam son la sedación (15,9 % de los pacientes), mareos (6,9 % de los pacientes), debilidad e inestabilidad. Otros efectos secundarios incluyen una sensación de depresión, pérdida de la orientación, dolor de cabeza y molestias al dormir. Al igual que todas las benzodiazepinas, el lorazepam puede provocar dependencia física. Detener de repente la terapia tras unos meses de terapia diaria puede estar asociado con una sensación de pérdida de autoestima, agitación e insomnio. Si el lorazepam se toma continuamente durante más de unos pocos meses, detener la terapia de repente puede provocar ataques, temblores, calambres musculares, vómitos y sudores.
Las pastillas deberían guardarse a temperatura ambiente 15-30 °C (59-86 °F). Las soluciones orales deberían estar refrigeradas a 2-8 °C (36-46 °F). Las soluciones inyectables deberían estar refrigeradas.