Bactrim (Genérico)

Bactrim (Genérico)

Bactrim (sulfametoxazol y trimetoprima) se utiliza para tratar infecciones causadas por ciertas bacterias. Los comprimidos de Bactrim contienen una combinación de sulfametoxazol y trimetoprima, en dosis o de 160mg/800mg, o de 80mg/400mg.

Bactrim 480mg Pastillas (Genérico)

  Cantidad Nuestro precio Precio por pastilla Ahorra  
30 pastillas Agotado
60 pastillas Agotado
90 pastillas Agotado
120 pastillas Más vendido Agotado
180 pastillas Agotado
Nuestro precio Ahorra:

Bactrim 960mg Pastillas (Genérico)

  Cantidad Nuestro precio Precio por pastilla Ahorra  
30 pastillas Agotado
60 pastillas Agotado
90 pastillas Agotado
120 pastillas Agotado
180 pastillas Más vendido Agotado
Nuestro precio Ahorra:

Bactrim Trimethoprim 160mg /Sulfamethoxazole 800mg Pastillas

  Cantidad Nuestro precio Precio por pastilla Ahorra  
30 pastillas Agotado
60 pastillas Agotado
90 pastillas Más vendido Agotado
120 pastillas Agotado
180 pastillas Agotado
Nuestro precio Ahorra:

Bactrim Trimethoprim 80mg /Sulfamethoxazole 400mg Pastillas

  Cantidad Nuestro precio Precio por pastilla Ahorra  
30 pastillas Agotado
60 pastillas Agotado
90 pastillas Más vendido Agotado
120 pastillas Agotado
180 pastillas Agotado
Nuestro precio Ahorra:
Bactrim (sulfametoxazol y trimetoprima) trabaja matando las bacterias que causan varias infecciones.
La trimetoprima se utiliza normalmente dos veces al día, pero puede tomarse hasta cuatro veces al día para infecciones severas de pulmón. Tome cada dosis con un vaso de agua. Tome la trimetoprima exactamente como le indique su médico.
Acuda inmediatamente a su médico si nota cambios mentales o de humor, cambios en la visión o el oído, convulsiones, ritmo cardíaco rápido, desmayos, heces oscuras o con sangre, dolor en le pecho, falta de respiración. Si nota otros efectos secundarios, consulte a su médico o farmacéutico.
Acuda regularmente a su médico. Tomar este medicamento durante el embarazo puede perjudicar al feto. Acuda a su médico inmediatamente si nota reacciones alérgicas, reacciones cutáneas, calambres abdominales o estomacales; hinchazón; diarrea severa y acuosa o con sangre; náusea o vómitos; debilidad o cansancio inusual.
Antes de tomar este medicamento, hable con su médico sobre los medicamentos, recetados o no, que esté tomando, así como sobre productos herbales. Infórmele también sobre los medicamentos que puedan aumentar el riesgo de convulsiones si se combinan con baclofen. Este documento no contiene todas las reacciones posibles.
Tome la dosis olvidada en cuanto se acuerde. Sin embargo, si es casi la hora de la siguiente dosis, no se tome la olvidada.
Mantener alejado del calor excesivo y la humedad, en un recipiente cerrado herméticamente.